CUEVA FALCÓ

Se describe el descubrimiento de la hermosa Cueva Falcó, zona de ubicación y datos geográficos de esta área.
Se relacionan las principales formaciones secundarias de esta espelunca y su clasificación genético-morfológica, longitud, etc.
Se plantean recomendaciones de protección específicas para esta cueva.
El 25 de Abril de 1998 nuestro grupo, en coordinación con el cro. José A. Vidal Veloso J’ del Grupo Espeleológico «Boquerón», visita el sistema Boquerones en el municipio Yaguajay. Esta visita de trabajo se logra por intermedio del cro. Gilberto García Castro, espeleólogo de Sancti Spíritus quien fungió como intermediario en la realización de este contacto con el colega del grupo espeleológico de Florencia, provincia Ciego de Ávila.
Para esa ocasión nos propusimos dos objetivos principales, el primero sería el cruce del río subterráneo lo cual logramos vía cueva Martí hacia el resolladero.
El segundo objetivo visitar una nueva cueva en el sistema descubierta hacia algunos años por el cro. Vidal, nuestro guía.
Esta nueva espelunca, aun sin nombre que la distinguiera a todos causó asombro por la belleza de sus espeleothemas y por el magnífico grado de conservación en que se encuentra producto de no estar sometida al antropismo que alteró el resto de las cuevas del sistema El 8 de Junio volvemos a la zona pero no visitamos la recién conocida cueva al agotársenos las lámparas al tercer día de trabajo.
Lamentamos el haber dejado esta visita para el último día, pero para satisfacción nuestra concluimos el inventario florístico del paleo cauce.
El 17 de Junio nos visita el cro. Vidal. Esa noche nos reunimos con él y recibimos con agrado el gesto que tuvo de permitirnos darle nombre a la cueva por el descubierta.
Su propuesta, nos dice, tiene por objetivo estimular a nuestro grupo que ha estado estudiando e investigando la zona. La decisión mayoritaria es honrar la memoria del fundador de la espeleología en Sancti Spíritus usando su segundo apellido para darle nombre a dicha espelunca.Los días 5 y 6 de Septiembre volvemos a la recién
nombrada cueva «Falcó». En esta ocasión hicimos un pequeño video dentro de la cueva y fotografiamos
bastantes formaciones secundarias.
Nuestro grupo, entre los días 9 y 12 de Noviembre del propio año 1998 vuelve a visitar «Cueva Falcó». En esta ocasión se explora totalmente la cueva.
Nos resulta imposible continuar por la galería final debido a la estreches entre techo y piso.
La zona que nos ocupa, representa mucho más que la simple enumeración de algunos datos fríos sobre un conjunto de cuevas que forman parte del sistema cavernario Boquerones.
Es una región formidable y para hablar de ella, harían falta muchos más estudios

Geografía:
El sistema al que pertenece la cueva «Falcó» está ubicado en el municipio Yaguajay, en la Sierra de Jatibonico, justamente al Oeste del río Jatibonico del Norte que divide en dos a esta cordillera.
Este río pasa subterráneamente por la conocida Cueva «Boquerones».
Esta zona geográfica forma parte de la antigua Cordillera de Las Villas, ahora Cordillera Septentrional de Villa Clara y Sancti Spíritus y pertenece específicamente a la sub región Alturas del Nordeste. Estas alturas forman series de cadenas de 100 a 300 mts. de altitud que se distribuyen de manera fragmentaria por más de 30 Km. en dirección este-oeste.
Geología:
Serranía desarrollada en calizas estratificadas con margas, calizas arcillosas y rocas no carsificables, condicionadas por grandes estructuras tectónicas de dirección sub latitudinal. Sus calizas y
calizas metemorfizadas forman una variedad del Carso tabular.

Algunas cimas tienen forma cupular y hasta de cono. Los estratos
buzan en dirección al Norte.
La altura máxima de la sierra es 336 mts., su ancho oscila entre 1 y 5 kilómetros.
Las pendientes de las laderas oscilan entre 10 y 30 grados y están sometidas a los procesos de lavado deluvial. En ocasiones están cubiertas por carsolitos y presentan afloramientos aislados de lapiez que es más abundante en las márgenes del río Jatibonico.
El macizo donde se desarrollan las cuevas es del tipo Masivo, abundante en grietas, aunque esta ruptura de las rocas no ha producido desplazamientos considerables.
Las corrientes fluviales de la región parecen ser más antiguas que las alturas por donde hoy cruzan, o sea son ríos antecedentes. El más importante es el Jatibonico del Norte que corta la sierra por una zona de plegamiento como consecuencia directa de la orogenia.
Vías de acceso:
Por la carretera de Jarahueca-Florencia, en una intersección conocida como Los Ramones Nuevos, ubicado entre Perea y Florencia. Desde los Ramones va un camino en bastante buen estado hacia el Norte porel que cruza dos veces el río Jatibonico.
El primer cruce a través de un puente sin barandas, que dista 100 metros de la carretera. El segundo cruce a unos centenares de metros del primero se hace por el mismo lecho del río, de fondo pedregoso con un nivel de agua de entre 15 y 25 centímetros de profundidad.
Desde Los Ramones, por esta vía hasta la cueva Falco distan aproximadamente 5 Km. este camino se une al terraplén que viene desde Florencia y que bordea la margen Este del río Jatibonico del Norte
pasando muy cerca de la Base de campismo.
En Cualquier tipo de vehículo puede irse desde Florencia hasta muy cerca del sumidero (monumento a Camilo Cienfuegos). De allí, se sigue a pie cruzando el río y subiendo la cuesta de la elevación donde se sumerge el río hasta llegar al camino que desciende y luego al trillo que conduce al paleo cauce y seguir por este hasta resolladero
Situación de la espelunca:
Se ubica en la carta topográfica Yaguajay Hoja 4382-I, escala de 1/50000, aproximadamente en los 22.11.00 de Latitud Norte y los 79.01.40 de Longitud Oeste a 80 metros SNM, y a varias decenas de metros en la margen izquierda del resolladero del río. Grandes paredones y farallones de roca, a lo largo del río en el espacio en que este atraviesa la cordillera y otros accidentes notables como el cauce fósil o paleo cauce del río Jatibonico del Norte, son accidentes de un relieve que no esta bien representado en la cartografía 1/50 000, con «curvas de nivel cada 10 mts.» Lo que se ve sobre el terreno es muy distinto a las curvas foto interpretadas de las copas de los árboles. Por ello orientarse correctamente con un mapa de la zona no es tarea que podamos garantizar como precisa. De aquí que el margen de error en la ubicación dada se pueda considerar como aceptable hasta que sea corregido con técnicas de Posicionamiento Global (GPS). La cueva «Falcó» forma parte del Sistema de Cuevas de Boquerones y como tal tiene varias vías de acceso:
Por «Los Perdidos» de Cueva «Bonita». Una estrecha vía por la que un hombre medianamente corpulento quedaría acuñado.
Desde la furnia de «Los Villalobos». La cueva que esta opuesta 180 grados a «El fanguito» y que en su último tramo presenta una vía de acceso superior hacia Cueva «Falcó».
A unos 100 metros del resolladero, río abajo en la margen Oeste, y a unos 15 metros sobre el nivel del río una pequeña entrada conduce por una estrecha galería vertical hasta uno de los salones de cueva «Falcó». Esta es la principal vía de entrada.
Espeleometría:
Se ha explorado la longitud total de la cueva. La cartografía se termino de realizar el 4 de Diciembre de 1998. La longitud total de las poligonales superan ligeramente los 500 metros.
La sección en perfil ocupa 278 m. de longitud. Esto implica que la clasifiquemos como Cueva aunque en realidad es una galería más del sistema.
Clasificación genética:
Haciendo uso de la topología empleada en nuestro país para la clasificación de las cavidades cársicas hipogeas, que considera las variables hidrogeológicas, geomorfológicas y genéticas podemos afirmar que la espelunca «Falcó», por sus características puede describirse como a continuación reseñamos:
Tipo por su Hidrogeología:
Atendiendo al flujo hídrico, el funcionamiento de la cavidad es «Inactiva», ya que el agua actualmente no fluye por sus galerías. Podemos afirmar que esta cueva transita al estado «Senil» ya que muchas de sus galerías secundarias se encuentran parcialmente rellenadas por los procesos clásticos y reconstructivos.
Tipo por su Morfología:
Por su disposición espacial en la estructura su forma de conducción es «Predominantemente Horizontal».
Por su morfogénesis es una cavidad «Directa», pero en el salón que está entrando por la orilla del río existe una galería ascendente cuyo techo, formado por relleno se va desgastando hacia arriba. Este proceso «Inverso» acabará abriendo una dolina hacia el exterior.
Por su forma de emisión y régimen de flujo (caudal ausente) no podemos hallar en la referencia consultada una tipología aplicable.
En las galerías principales se encuentran numerosos cantos rodados y evidencias de corrosión reogénica. Por tanto es una cueva «Fluvial“ cuyo subtipo esta por definir y que será precisado cuando finalicen los estudios iniciados en el área.
Formaciones secundarias de cueva «Falcó».
Entre las características más notables y sobresalientes de esta cueva esta la diversidad y belleza de sus formaciones secundarias, rasgo distintivo que hasta el presente no habíamos notado en ninguna otra cueva de la provincia Sancti Spíritus de las que tenemos referencia.
Espeleothemas más notables
-Hemos encontrado Gours gigantes de más de 5 mts. de ancho y profundidad superior a 1.5 metros.
-Cristales de Aragonito con «Cabeza de martillo» sobre estalactitas. Este tipo de formación, muy pequeña (desde unos pocos milímetros hasta 1 o 2 cm.) implica un complejísimo desarrollo morfológico.
-Estalactitas anemolíticas terminadas en su punta en forma de aro rómbico.
-Anemolitas dobles, activas de color rojizo.
-Moonmilk bastante abundante en los bordes externos de los Gours.
-Helictitas semitransparentes y opacas de todos los tamaños comunes.
Helictitas pavimentarias, parietales y cenitales en una misma sección de galería. Nunca antes en una cueva espirituana habíamos conocido de la existencia de helictitas pavimentarias.
Estalagmitas pinulíticas (25 cm. de altura).
Agujas de Aragonito.
Grandes paletas, horizontales o inclinadas y verticales.
Helictitas en forma de peines.
Diversidad de columnas destacándose como las más interesantes las columnas tipo espaguetis.
Mantos o cascadas de calcita.
Estalactitas y estalagmitas tipo espaguetis.

La diversidad de concreciones nos hace presumir que esta sea quizás, una de las cuevas más hermosas de la provincia espirituana. Sus galerías y salones han sido bautizados con nombres que se detallan en el mapa cartográfico. Asimismo se ubican en este plano las formaciones más notables en cada galería y otros detalles de interés.
Detalles sobresalientes en las galerías de la cueva «Falco».
Hallamos en algunos de los salones abundantes colonias de Actinomicetus (Actinomyces, bacterias semejantes a mohos). Tienen características de hongos porque poseen micelio, conidios y se reproducen fundamentalmente por esporas. Los actinomicetales difieren de la mayoría de las otras bacterias en que normalmente presentan verdadera ramificación en todas sus especies. Son quimiorganótrofas, a pesar de que muchos crecen en medios minerales simples con una fuente de carbono orgánico.
La capa de bacterias que cubre el piso en algunos salones tiene un espesor indeterminado. Nosotros hicimos calas hasta los 40 cm. de profundidad y la colonia seguía a la vista. Estudios posteriores pudieran arrojaran detalles más concisos.
El goteo no es abundante, pero existe al sur y norte de sus galerías, aunque sin llegar a formar charcos de agua, excepto en Gours de las galerías que terminan con dirección al Norte. No se tomaron datos de temperaturas, humedad relativa, dirección y/o velocidad del aire en las galerías, pero meteorológicamente podemos afirmar que estamos en presencia de una cueva estática.
Suponemos tenga una alta estabilidad térmica porque su clima no esta afectado por las dos variables más importantes: circulación del aire y del agua. Este último aspecto incide notablemente en la estabilidad de la presión atmosférica hipogea y el equilibrio general de la cueva.Solo al final de la cueva, o sea en las galerías más al Norte existen gours con agua, abundante fango, humedad y goteo mayores.
Fueron observados muy pocos quirópteros, aunque en algunas galerías existen cantidades apreciables de guano.
C O N C L U S I O N E S
Los Trabajos Investigativos en esta cueva no se han comenzado aun con metodologías científicas. Descubrimos las maravillas de esta espelunca en solo cuatro visitas. En la primera, recorrimos su extensión principal para determinar sus características geomorfológicas más importantes. En una segunda visita fotografiamos y grabamos en video sus bellas y formidables formaciones secundarias. En la tercera se hizo el trazado de poligonales y se exploró totalmente en toda su extensión. La cuarta visita posibilitó terminar la cartografía.
Se deben iniciar investigaciones bioespeleológicas, el estudio de su clima y de las formaciones secundarias para que el trabajo investigativo sea conclusivo.
Estamos seguros de que al realizar los estudios mencionados anteriormente irán apareciendo nuevos temas de interés espeleológico.
La cueva «Falcó» sin dudas constituye un importante punto de partida para investigaciones espeleológicas. Su belleza se ha mantenido intacta y ajena al antropismo. Su génesis y estado senil dentro del Sistema Boquerones arrojará nuevos datos que cumplimenten el conocimiento sobre la edad y formación del resto de las cuevas circundantes. Para ello es necesario comenzar a estudiar la carsificación de la zona y por ende los factores que la condicionan: litología, estructura, relieve,
pluviometría local, etc.
Por todo lo anterior recomendamos:
El cuidado y conservación de esta cueva sugiriendo sea visitada única y exclusivamente con carácter investigativo.
No divulgar su ubicación para evitar los daños posibles.
Responsabilizar antes de entrar a ella, a cuanto espeleólogo vaya a ser parte del grupo que la visite.
Evitar circular dentro de ella en cualquier sentido, para cuidar las evidencias pavimentarias que puedan arrojar luz sobre su génesis.
Recordar que estas medidas no implican nada de extremismo si se compara con lo sucedido al resto de las cuevas del sistema, conociéndose lo ampliamente que es visitada el área por las personas que acuden a la vecina Base de Campismo.
Continuar el trabajo básico investigativo en el futuro, dedicando más tiempo a la investigación geológica, hidrológica, climática, cársica y bioespeleológica de estas cavidades.
Nota final
La primera cartografia que se realizó a esta cueva estuvo a cargo del autor y se entrego al presidente del Comité Espeleológico Provincial, Alejandro Romero en diciembre de 1998 junto a una copia de la primera versión de este trabajo.
Doce años después de descubierta se observa que lamentablemente esta cueva ha sido víctima del vandalismo de los campistas y/o exploradores ocasionales,por lo que ya se impone ir considerando sellarla y comenzar una recuperaciónde su entorno hipógeo.
Bibliografía
Antonio Núñez Jiménez y otros autores. Cuevas y Carsos, Edit. Científico Técnica, La Habana, Cuba, 1984, p. 103-104, 106-108, 110.
A. N. J. Geografía de Cuba, Segunda parte, Edit. Pueblo y Educación, La Habana, Cuba, 1972, p. 190, 202-203.