EL PADRE MARIANO GUTIÉRREZ LANZA

Henry Delgado Manzor

delgadomanzor@gamil.com

Miembro Ordinario de la Sociedad Espeleológica de Cuba.

El 16 mayo de 1865, hace 168 años, nació en Pardavé de Torío, León, el Padre Mariano Gutiérrez Lanza. Llegó a ser uno de los meteorólogos más reconocido de la primera mitad del siglo XX en Cuba.
El 26 de mayo de 1883, ingresó en el Noviciado de Loyola, donde cursó estudios durante cuatro años. A comienzos de 1891, es enviado a La Habana como profesor del Real Colegio de Belén, a pesar de no haber sido aún ordenado sacerdote.
Cinco años después, vuelve a España  para recibir su ordenación sacerdotal, un 31 de julio de 1899 (fiesta de San Ignacio de Loyola), en el Colegio Máximo de Oña. Al año siguiente viaja a Estados Unidos, donde sigue cursos avanzados de Ciencias Exactas y Naturales en la Universidad de Georgetown, durante dos años.
Al término de este periodo regresa a Cuba, donde es nombrado primero, subdirector del Observatorio de Belén. En 1925 ocupó la dirección del Observatorio del Colegio de Belén. Se destacó en el pronóstico y estudio de los grandes huracanes de esa época. En 1907 fundó en La Habana, la primera Estación Sismológica en el área del Mar Caribe.
Logros científicos
Participó en la construcción de la estación magneto-sismológica de La Asunción en Luyanó, La Habana, inaugurada el 3 de febrero de 1907, pronto fue de las mejor equipadas de América Central.
En 1910, realizó la primera observación del cometa Halley desde suelo cubano, utilizando para ello el telescopio que por aquél entonces tenía el Observatorio de Belén, un refractor de 152 mm. El Padre Gutiérrez-Lanza redactó un estudio que presentó en la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana.
En dicho año también realizó sus primeras tareas como meteorólogo, ayudando al Padre Lorenzo Gangoiti en el pronóstico del Ciclón de los Cinco Días. A partir de entonces se destacó en el estudio de los ciclones tropicales.
El Padre Gutiérrez-Lanza ocupó la dirección del Observatorio del Colegio de Nuestra Señora de Montserrat, en Cienfuegos, y posteriormente la del Observatorio de Belén, en 1924, sustituyendo al Padre Lorenzo Gangoiti.
Especial mención merece el pronóstico meteorológico realizado expresamente para los pilotos Mariano Barberán y Joaquín Collar Serra, que en 1933 realizaron el vuelo Sevilla-Camagüey a bordo del Cuatro Vientos.
En 1940 fundó una radioemisora desde la que se transmitían informaciones diarias del tiempo, difusión de ciencia a nivel popular y boletines especiales en caso de ciclones.
Fue miembro emérito de la Academia de las Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana (1915), de la Sociedad Geográfica de Cuba y de la Sociedad Meteorológica de Lima. En 1935 recibió la Orden Nacional Carlos Manuel de Céspedes, con el grado de Oficial, y la Orden de la República Española, con el grado de Comendador.
Bibliografía Activa
Apuntes históricos acerca del Observatorio del Colegio de Belén (1904, Imprenta Avisador Comercial, La Habana).
Puntos de vista sobre los terremotos (1910).
Conferencias de seismología pronunciadas en la Academia de Ciencias de La Habana (1914, Imprenta de Lloredo y cía.).
El huracán de septiembre de 1919 (1919, Imprenta La Universal, La Habana).
Génesis y evolución del huracán del 20 de octubre de 1926 (1927, Imprenta A. Dorrbecker, La Habana).
En La Habana pasó sus últimos días, hasta su fallecimiento el 24 de diciembre de 1943. Sus restos reposan en el panteón de los jesuitas de la Necrópolis de Colón, en esa ciudad.
El 8 de septiembre de 2007, la plaza de Pardavé de Torío en Castilla-León, España, pasó a llamarse oficialmente “Plaza Astrónomo Mariano Gutiérrez-Lanza”.