GUANAHACABIBES REGIÓN HISTÓRICA DE CUBA

Traducir

La Península de Guanahacabibes es una de las regiones naturales más interesantes de Cuba, no solo por sus recursos naturales, sino también por su historia y cultura ancestral.

Dicho territorio pertenece al actual municipio Sandino, porción más occidental del archipiélago cubano, razón que lo convierte, en el último o el primero de los municipios de la nación y puede ser dividido en dos partes muy bien definidas: istmo de Guanahacabibes y la península homónima.

El istmo tiene en su interior dos elementos naturales que lo tipifican, ser el mayor sistema cársico-lacustre del país y un territorio con características climáticas extremas, considerado área con elementos de semidesierto, escenario donde se asienta ciudad Sandino, capital municipal.

Por su parte, la Península de Guanahacabibes es un territorio de rocas calizas cuya característica principal es la presencia de Carso semidesnudo y en especial, desnudo, es decir: la roca caliza semicubierta de suelo o totalmente sin suelo, con pequeños bolsones de Litosoles de la propia disolución in situ de la roca, por lo general inferior a los 10 cm.

En ese entorno se han ubicado más de 300 cavidades. Los arqueólogos han podido determinar más de 150 sitios aborígenes, con evidencias materiales que el Dr. Enrique Alonso Alonso, clasificó como Formación Pretribal en su Estadio Medio, último aporte a esta ciencia antes de fallecer, que se conocen también como preagroalfareros.

A su vez, otros momentos históricos confluyen en este espacio geográfico y guardan sus evidencias en espera por el trabajo del arqueólogo entre ellos los más representativos son: sitios costeros donde incursionaron Corsarios y Piratas; refugios de la resistencia esclava, escenarios de la guerra de independencia entre 1895-1898.

Poblados entre los manglares de la costa norte del Cabo de San Antonio, entre el siglo XIX y algo más, de la mitad del siglo XX. Asentamientos de pescadores en su porción meridional.

Poblados y caseríos de mayores dimensiones y densidad de población en la franja este-oeste, entre Las Catalinas-Cortés-Las Martinas-El Cayuco (Manuel Lazo) y La Fe, muchos de ellos con más de 300 años de existencia.

Todos estos elementos y más, son en muchos casos potencialidades y en otros, evidencias tangibles para su estudio por especialistas, en lo que se ha llamado la región histórica, Península de Guanahacabibes.

Guanahacabibes. Definición de una subregión histórica

Uno de los problemas a enfrentar por cualquier historiador es enmarcar el espacio geográfico que permita definir el entorno de los hechos en estudio. Por ello, es imprescindible, guardar cierta distancia de las divisiones político-administrativas de las etapas históricas posteriores a los acontecimientos.

La Península de Guanahacabibes pertenece a una región histórica, que, en el tiempo, se convirtió en Vueltabajo. La región histórica debe fundamentarse a partir de la transdisciplinariedad, con el aporte de elementos de las ciencias exactas, naturales, sociales, humanísticas, políticas y económica…

Una visión holística de cada una de las aristas que aportan al conocimiento de un medio físico, permite definir características comunes a tan amplio universo, para ello es imprescindible establecer relaciones interdisciplinarias, entre las diferentes ciencias.

Este análisis permite confeccionar una base de datos teórico-práctica, que vista en un análisis transdisciplinario y multifactorial contribuye a definir una región histórica, resultado del análisis independiente y colectivo de los grandes núcleos del saber acumulado.

Vueltabajo recoge un espacio al poniente de La Habana. Bajo dicho topónimo espacial se encuentra un concepto lógico y mayor que Pinar del Río, delimita una región histórica más extensa, que ha sufrido cambios constantes en su territorialidad y vista en la percepción estrecha, implica serios conflictos de análisis regional y limitaciones en el estudio de la información histórica, pues ella debe apreciarse como unidad indivisible e independiente.

Subregión histórica

La gran región de Vueltabajo, dadas las especificidades físico-geográficas, culturales y económicas, puede ser subdividida a su vez, en ocho subregiones históricas, cada una con sus propias características, es singular que esta subdivisión coincide, casi exactamente, con los estudios de paisajes que se han hecho para determinar los Complejos Territoriales Naturales (CTN):

En este concepto, la Península de Guanahacabibes se ubica en la subregión Guane-Mantua, a su vez, constituye en sí misma una localidad, expresión más sintetizada a investigar en una región histórica.

Si se parte de las ideas de Hernán Venegas, en el texto: “Acerca del concepto de Región Histórica”, dado a conocer en la revista de estudios históricos Tzintzun, julio-diciembre, 1991.

Una Región Histórica más que un ente natural, es concebida como el resultado de la acción transformadora del hombre sobre el espacio geográfico, de donde resulta si bien su base inicial y permanente es el medio geográfico, sus límites se van estableciendo como resultado de esa acción del hombre sobre dicho medio, el cual, como es conocido, en la medida que se desarrolla, es cada vez menos dependiente de la naturaleza.

Se puede agregar, que, a pesar de esa interdependencia relativa, la naturaleza ejerce una influencia tal en el hombre, que este, aunque no lo asuma, actúa muchas veces en correspondencia con ese influjo natural, a ella le debe parte de su cultura en el sentido amplio de la palabra.

Pedro Luis Hernández Pérez

Pedro Luis Hernández Pérez

Miembro Ordinario de la Sociedad Espeleológica de Cuba