PLAYA LAS CANAS, AMANECERES MÁGICOS EN LA COLOMA

Traducir
Yamile Luguera

Yamile Luguera

Especialista del Centro de Investigaciones Marinas (CIM) | Miembro Ordinario de la Sociedad Espeleológica de Cuba

Fotos: Raudel del Llano

Escondida entre manglares, y atesorada por sus vecinos, justo en un desvío antes de avistar La Coloma, un conocido puerto pesquero, se localiza playa Las Canas; no podemos hablar de arena fina y blanca, pero sí de enigmáticos amaneceres.

Tranquila y apacible a cualquier hora del día, con caseríos cercanos a esteros, morada de activos pescadores con sus familias; largos y rústicos muelles de madera que a deshoras se dejan ver con marea baja y se esconden con marea alta, bajo el agua y las algas flotantes que invaden las orillas.

Alejado del poblado, el manglar se vuelve tupido, lo que aprovechan las bandadas de flamencos para anidar, llegan junto al equinoccio de invierno, tapizando de rosa el azul espacio entre el mar y el cielo.

Los amaneceres mas coloridos para fotos, se encuentran en este sencillo y mágico rincón de la provincia de Pinar del Río, la más occidental de nuestro país, que cuenta con más de un lugar como este, que pocos frecuentan y se vuelve inolvidable con solo una visita a la aurora del día.

Las ventanas de las casas se cubren con mallas metálicas para evitar el paso a las de las plagas de mosquitos, rodadores y jejenes, que asaltan la belleza del amanecer y la magia del atardecer.

Abunda el pescado fresco en estos lares, donde el lodo oscuro y de olor acre, tapiza el fondo de las playas.

Solo fui una vez y en inicios de romance, donde una larga caminata para llegar no fue nunca impedimento, donde no molestaban los mosquitos a la hora de apreciar el amanecer en nueva compañía.

Los momentos del día, en que este cazador de instantáneas, sale a capturar y congelar las bellezas del paisaje, para luego inmortalizarlas en la eternidad, y así poder saborear con la vista, los tonos pastel y ocre del cielo y el mar.

Login with your Social Account

Mantente Informado, Suscríbete

Semanario CUBA SUBTERRANEA