SIERRA GUASASA, BALUARTE DE UN TESORO SIN PAR

Yamilé Luguera González
yluguera@gmail.com
Miembro Ordinario de la Sociedad Espeleológica de Cuba

Ubicada en la provincia de Pinar del Río, en la región montañosa de Sierra de los Órganos, exactamente al noreste del Valle de Viñales, se localiza la Sierra Guasasa, con un sistema cavernario único en Cuba.
Viñales posee altos valores naturales, históricos, culturales y paisajísticos, además de su destacada biodiversidad, obtuvo por ello las categorías de Monumento Nacional, Patrimonio de la Humanidad, Paisaje Cultural de la Humanidad y Parque Nacional.

En esta región vueltabajera se localizan los sistemas cavernarios más grandes de Cuba, Palmarito con más de 60 km de recorrido, Santo Tomás con más de 45, además de Constantino, San Vicente y Los Malagones, también gigantes de la espeleología cubana.

Con otras características y una belleza única se conoce el Sistema Subterráneo Guasasa, estudiado desde 1998 por el Grupo de Espeleología y Deportes de Aventura (GEDA) de la Sociedad Espeleológica de Cuba.

Esta sierra tiene aproximadamente cuatro kilómetros cuadrados, es compacta o masiva hacia el Sur, formando un triángulo cuyo vértice superior esta horadado por la presencia de un hoyo de terreno, nombrado Hoyo de Jaruco.

La mayor altura es de 440, 9 metros sobre el nivel del mar, unos 320 metros sobre el nivel de base del Valle de Viñales. En sus alrededores se encontraba uno de los pueblos más antiguos del municipio de Viñales, La Chorrera, ubicado en las proximidades del caserío Laguna de Piedra.

En el siglo XIX pasaba el ferrocarril viñalero alrededor de sus mogotes. En la actualidad se evidencian montículos que al parecer marcan la posible trayectoria de la línea férrea, que en su tiempo llegó a convertirse en un elemento necesario para el desarrollo económico de los pobladores.

Ubicada en la zona conocida como San Vicente y como parte de sierra Guasasa, se encuentra la cueva Del Indio, descubierta por Olegario Delgado en 1920. El dueño de este lugar, el hacendado Gustavo Porta, se la dona como obsequio; es en ese momento que comienza la explotación de la misma con fines turísticos, lo cual se mantiene hasta la actualidad.
Quien descubre los primeros fósiles de Viñales fue el Dr. Carlos de La Torre y Huerta, un cubano de gran talento, quien dedicó su larga y fructífera vida a la enseñanza de las Ciencias Naturales.

Don Carlos creó extensas colecciones de fósiles de varias regiones de Cuba, habiendo sido el descubridor de los ammonites del Jurásico en Viñales, sobre los que presentó en 1910, en un trabajo al IX Congreso Internacional de Geología que se efectuó en Estocolmo, Suecia, demostrando como prueba paleontológica la existencia de un horizonte del Jurásico en la Isla de Cuba.

Uno de los espeleólogos con más cuevas descubiertas en Pinar del Río es Hilario Carmenate Rodríguez, actual presidente del comité provincial; recoge en sus cuadernos, desde 1979, información sobre los supuestos autores de las pictografías de cueva El Cura (descubierta como sitio arqueológico por Juan Gallardo en 1979), y sobre evidencias de cimarronería en Sierra Guasasa.
El 14 de enero de 1984, cuando se comienza a explorar sierra Guasasa con mayor amplitud, Carmenate, junto a otro espeleólogo del Guaniguanico, Martín Martín, descubre cueva Cumpleaños, por el abra que secciona a esta espelunca. Ese día no fue explorada esta cueva, tan solo les sirvió de campamento. Su nombre se debe a que precisamente ese día Hilario celebraba su onomástico. Posteriormente se comprobó que esta espelunca atravesaba la sierra de lado a lado, teniendo un desarrollo lineal de 2 000 metros. Son sorprendentes sus lagos colgantes, uno de los cuales presenta una profundidad de más de 12 metros.

Sobre el 9 de marzo de 1993, en una de las tantas expediciones a Guasasa, Carmenate descubre nuevas cuevas entrando por el abra del Garabato: El Gavilán, Donde Estoy, Las Cortinas, así como otras de mayor desarrollo, El Palomar, Soledad, Palo Blanco y Blanca Flor.

En esta propia expedición Carmenate entra por tercera vez al abra de Jaruco y divisa un gran boquete en la pared oeste, el cual se explora años más tarde por el GEDA, quienes la nombran cueva El Panal, de unos 1 500 m de desarrollo y una de las más bellas del país por su exuberante desarrollo de espeleotemas (formaciones secundarias).

El 8 de octubre de 1996, Hilario, junto al presidente fundador del GEDA, Conrado Méndez González, descubre cueva Guevara, con más de 300 metros de recorrido y 300 metros sobre el nivel del mar, desde donde se observa una hermosa vista panorámica de Viñales.

En la tercera expedición que realiza el GEDA a esta sierra, descubren lo que constituye hasta hoy, el mayor hallazgo en Sierra Guasasa, realizado por Raudel del Llano, un gran boquete que da paso a una galería de amplias magnitudes e incontables espeleotemas.

Una cueva de gran belleza por lo exuberante en formaciones secundarias, y un paraíso para la paleontología cubana, por la gran acumulación de fósiles muy bien conservados y distribuidos dentro de la espelunca.

En una minuciosa exploración se localizaron infinidad de restos, pertenecientes a todos los géneros de edentados descritos para el cuaternario cubano, 5 de roedores (entre los que se cuenta un género endémico), un insectívoro, 7 géneros de quirópteros (uno de ellos nuevo para la ciencia), uno de anfibio y fragmentos de aves no identificados.

Todos estos descubrimientos colocan a Geda entre los más importantes sitios de estudios paleontológicos de Cuba y a cueva El Panal entre las más bellas y raras, también posee fósiles y los restos de un murciélago que en muchos años flotando dentro de un gours (depósitos de agua) anegado, aún no se descompone, posiblemente por la falta de microorganismos en este sitio.

¿Será sierra Guasasa, con sus sorprendentes cuevas un nuevo reto para la ciencia cubana? Es posible que los futuros estudios, aún por realizar, develen nuevos descubrimientos.
Bibliografía

  • León, Danay. Cánovas, Laziel. Hernández, Mayelín, Quintana, A. Javier. Del Llano, Raudel. Estudio histórico de Sierra Guasasa y sus poblados aledaños en el municipio de Viñales. Matanzas, agosto 2010. Congreso 70 Aniversario de la SEC.

One thought on “SIERRA GUASASA, BALUARTE DE UN TESORO SIN PAR

Comments are closed.