SISTEMA DE COMUNICACIÓN SUBTERRANEA

Autor:
MILKA DONIS FERNANDEZ
Presidente del Grupo Espeleológico CUBA
Espeleólogo – Miembro Ordinario de la Sociedad Espeleológica de Cuba
Radioaficionado CM6MDF
Espeleosocorrista A1 homologado por la ELE-FEALC
Escuela Latinoamericana de Espeleosocorro – Federación Espeleológica de América Latina y el
Colaborador:
SANDY RODRIGUEZ GARIT
Jefe de comunicaciones del Espeleosocorro Provincial
Espeleólogo – Miembro Ordinario de la Sociedad Espeleológica de Cuba
Radioaficionado CO6SDY
Espeleosocorrista A1 homologado por la ELE-FEALC
Escuela Latinoamericana de Espeleosocorro – Federación Espeleológica de América Latina y el Caribe

Las comunicaciones en una operación de Espeleosocorro cubano.

En una operación de rescate en cuevas todos los elementos que intervienen en la misma son de vital importancia, pero debe prestarse especial atención a las comunicaciones durante la maniobra, pues una información errónea u omitida, puede conllevar en primera instancia a una Toma de Decisiones en dirección equivocada, y de manera general a la pérdida de tiempo, y de recursos humanos y materiales durante la Actuación. El diseño de la red de comunicaciones a utilizar es tan flexible como puede serlo la morfología de la cueva o la región. Los sistemas de comunicación convencionales no funcionan bajo tierra, pero en muchas ocasiones desde la entrada de la cavidad, o desde las dolinas, pueden utilizarse walkie tolkies o teléfonos celulares para el enlace con el Puesto de Mando de Superficie. Ahora bien, cualquiera que sea la configuración elegida debe garantizar la comunicación bidireccional

Sistema de comunicaciones subterráneas

Mensajeros o estafetas: Son el nivel básico del sistema de comunicaciones, los cuales garantizarán el flujo de información en aquellos casos en que la complejidad del escenario, la escasez de recursos o las fallas técnicas de los equipos de comunicación no dejen otra alternativa. Si no queda más opción que utilizar mensajeros, recordemos que en la medida de lo posible no deben transitar solos en la cueva, y las comunicaciones deben darse por escrito. Todos nos hemos reído con el monólogo del cometa Halley, pero los ejemplos de cuanto puede complicar las cosas la Teoría del Rumor son sobrados. A continuación se muestra un esquema de cómo construir un sistema de comunicación alámbrico básico, utilizando dos manófonos de teléfono de los antiguos que venían con cápsulas de carbón y magneto.